¿Cómo disminuir el estrés?

 

El estrés es considerado como una respuesta natural del organismo en el que entran en juego diversos mecanismos de defensa para afrontar eventos que no podemos controlar y que pone en peligro nuestro estatus. En cada situación que nosotros consideramos estresante va a lanzarse una hormona al torrente sanguíneo llamada cortisol causando alteraciones fisiológicas y cuando se vuelve frecuente podrá generar problemas de salud.  Por ello, es muy importante saber como manejarlo.

Síntomas del estrés: 

 

El estrés puede manifestarse de distintas formas en cada persona y en distintos niveles, no olvides que todo somos distintos.

A continuación te mostramos una lista con parte de los síntomas que se dan cuando sentimos estrés ¿Con cuáles te identificas?  

 

Fisiológicos

Emocionales

Cognitivos

Conductuales 

- Dolor Muscular

- Dolor de cabeza

- Mareos

- Contracción muscular

- Insomnio

- Agotamiento

- Ahogamiento
- Caída del cabello

 

- Mal humor

- Miedo

- Irritabilidad

- Reactividad

- Impotencia

-Hipersensibilidad

- Sensación de soledad

- Desorientación

- Olvidos

- Confusión

- Ver solo lo negativo

- Pensamientos ansiosos

- Desconcentración 

- Nerviosismo

- Imposibilidad para resolver problemas

- Desgano para hacer actividades

- Entorpecimiento

- Retraimiento

- Dificultades en las relaciones interpersonales

- Abuso de medicamentos o sustancias

- Morderse las uñas 

 

 

La fundación de Salud Mental de Reino Unido nos brinda tres pasos a seguir cuando nos sentimos estresados:

 

  1. Darnos cuenta cuando la situación nos empieza a causar algún problema: 

 

  • Estemos atentos a la cantidad de trabajo que tenemos y cuanta carga nos genera. 
  • Estemos atentos a las advertencias físicas como músculos tensos, cansancio, constantes dolores de cabeza, etc. 

 

2. Identifica las causas:

 

  • Pregúntate: ¿Cuáles son las posibles razones de tu estrés? Y clasifícalas:

-> Las que tienen una solución práctica

-> Las que mejorarán con el tiempo

-> Con las que no se puede hacer nada 

 

Respecto a las dos últimas intenta despejar tu mente dejándolas ir y libera la preocupación enfocándote en otras cosas. 

 

3. Has un Checklist respondiendo las siguientes preguntas:

 

  • ¿Tengo demasiadas responsabilidades?
  • ¿Puedo derivar alguna tarea a otra persona, o solo lo puedo hacer yo? 
  • ¿Puedo hacer las cosas de una manera mas pausada?

 

Organízate y enfócate en las tareas importantes. Esas preguntas te ayudarán a aliviar la presión que sientes por hacer todo al mismo tiempo. 

 

Tips para manejar el estrés: 

 

Aliméntate de manera saludable: Comer bien hace que nos sintamos mejor tanto física como anímicamente, además reducirás los riesgos de enfermedades vinculados a la alimentación. Incluye en tu dieta nutrientes que te brinden vitaminas y minerales. No olvides de hidratarte! 

 

No fumes ni consumas alcohol en exceso: El realizar cualquiera de estas dos cosas de manera excesiva incrementa tu nivel de ansiedad y no ayudan en absoluto a combatir el estrés llegando a empeorar el cuadro en que te encuentres.

 

Haz ejercicio de manera regular:

 

  • Generas dopamina: Esta hormona nos permite sentir una sensación de placer tras hacer ejercicio, generando un empuje para volver a realizar la actividad y engancharnos con ella! Además al tener mejores niveles de dopamina, reducimos el estrés y la ansiedad.

  • Generas Serotonina: Se manifiesta luego de realizar alguna actividad física Influyendo en nuestro estado de ánimo. Nos llena de calma alejándonos de estados tensos, permitiéndonos además conciliar mejor el sueño y regular la ingesta de alimentos de una manera óptima. 

 

  • Generas Endorfina: Tras el ejercicio generamos esta hormona y nos permite sentir felicidad y alegría, nos permite olvidarnos de los dolores musculares ocasionados por el estrés y ayuda al manejo de ansiedad.

 

Sueño: No olvides dormir de 7 a 8 horas. El descanso es primordial para que tu cuerpo se recupere.

 

Tomate un tiempo para relajarte: Si tu cuerpo te esta pidiendo descanso, dáselo! Intenta encontrar el equilibrio entre la responsabilidad hacia los demás y hacia ti mismo. Escucha música, lee o baila! Si no tienes tiempo, salir a caminar 30 minutos sin lugar a dudas te sacará un poco del cuadro de tensión. Incluso en tu horario de trabajo para cada 40 minutos y estírate o camina. No te dejes para después! 

 

Medita: El meditar hace que entres en un profundo plano de relajación brindando beneficios extraordinarios en la salud reduciendo los problemas de estrés y ansiedad,  podemos dormir mejor, nos concentramos más, aumentamos nuestra productividad, reduce la sensación del dolor, etc. Anímate a hacerlo!